domingo, 24 de agosto de 2008

¿Diversión? Matonismo


Ayer, el ilustrísimo Ayuntamiento de Chiclana, organizó un concierto en la playa de La Barrosa. Gratis, por supuesto. Era la una de la madrugada y allí seguía una multitud de gente de todas las edades bailoteando al ritmo de las mediocres canciones de Hombres G, con esa "estupida alegría de vivir", que decía mi tío Baldomero. Allí estaba yo recogiendo a mis hijas adolescentes. Era la una de la mañana y aquél grupo de adolescentes de 40 años que son los Hombres G seguía atronando la playa con su música insufrible. Se veía a gente de las viviendas circundantes asomada a los balcones, no sé si por afición a los músicos o por carecer de actividad alternativa, ya que dormir era imposible y ver la televisión o leer, también.


Es decir, que los que pagan los impuestos al Ayuntamiento reciben a cambio una noche de ruidoso insomnio. Esto es algo que sólo puede pasar en España, obviamente. Luego, este mismo Ayuntamiento prohíbe los juegos de pelota en la playa.


Me pareció especialmente acertado el artículo de Arcadi Espada ayer en El Mundo, en el que hablaba de esto mismo referido a las fiestas del barrio de Gracia de Barcelona:


"Como ya habíamos alcanzado la una de la mañana y, fuese por mi alcohol o por el alcohol de la plaza, la música resonaba cada vez más fuerte y desagradable en mis oídos comenté la indignante mas probabilísima hipótesis de una noche en la que uno quisiera dormir, en su casa, en su ciudad, arrullado por sus impuestos, y no pudiera hacerlo ni a dos manzanas. Este tipo de comentarios, repensados, pondrían lúgubre a cualquiera de mi edad. Pero sabes que los hacía ya a los veinte años y me muevo por ellos con una naturalidad máxima. El matonismo produce repulsión a todo hombre civilizado y la acción musical de la masa siniestramente joven, de madrugada, en la plaza del pueblo, es matonismo, insoslayable. Estaba en esos coloquios cuando el joven anfitrión dio la noticia:–Lo peor es que hay una residencia de ancianos que da a la misma plaza. Y además es pública. Deben de pagarla los mismos que pagan el concierto."


Lo mismo que en Chiclana.