domingo, 19 de julio de 2009

Sistach, te esperamos

Hace unos días, el arzobispo de Barcelona criticaba el fichaje de Cristiano Ronaldo y lo llamaba dispendio descomunal. Espero que en su homilía de hoy el insigne arzobispo haya criticado y excomulgado a Joan Laporta por un dispendio similar en el fichaje de Ibrahimovic, un jugador sueco del Inter. 45 millones, más el trapaso de Eto'o, más la cesión de otro jugador, pueden sumar fácilmente los 80 millones de euros. Y el jugador ya percibe en el Inter 12 millones netos. No creo que se venga a Barcelona por menos.

Señor arzobispo, por favor.