martes, 22 de marzo de 2011

500 km

Patxi López dijo la semana pasada a propósito de ETA: "Nos duelen las lecciones que nos dan desde 500 km de distancia". Es lógico. A mí también me duelen las mamarrachadas de los políticos que hablan desde 1000 km de distancia sobre la superficie de la Tierra. Olvida este Patxi que el problema de ETA no es un problema de los vascos, sino de todos los españoles. Son más los asesinados por ETA de otros lugares de España que los del País Vasco, luego el problema es nuestro. Parece que el señor López se quiere apropiar el denominado problema vasco, dándole la razón a los terroristas que ansían ese ámbito vasco de decisión. Es evidente que el resto de los españoles también podemos opinar sobre la ETA y sobre cuál debe ser el fin de ETA, pues a fin de cuentas todos hemos sufrido las consecuencias del terrorismo etarra. Mucho más que los vascos que, acobardados, han dejado que sus calles y plazas las hayan tomado durante muchos años los amigos de los terroristas.