domingo, 27 de marzo de 2011

La guerra de Libia

Todavía no he visto a los Bardem y a Pé manifestándose por las calles de Madrid contra la guerra de Libia. Ni a los miles de borregos que sí salieron cuando la guerra de Irak. Borregos porque tienen que esperar a que los convoque el PSOE o cualquier otro para salir a la calle. Quizás sea que no está el PP en el Gobierno.

El otro día me preguntaba a quién apoyaban los gobiernos occidentales bombardeando a Gadafi. Como me temía, parece que Al Qaeda está ayudando a los rebledes libios, según informa el Telegraph. ¿Y si al final Gadafi fuera nuestro hijo de puta, como dijo Roosevelt de Somoza? Hay una ventaja con esto de la guerra. Una vez destruido el armamento de Gadafi, siempre se le podrán cender más armas a él mismo o a los de Al Qaeda. Mejor que nos maten con armas fabricadas por nosotros. Al menos habrán dado empleo a nuestros compatriotas.