jueves, 30 de agosto de 2007

La tragedia de España...


...se llama PSOE. El cúmulo de mediocres apoltronados es tal en el partido que gobierna España que no hay nadie que se atreva a levantar la voz en contra del "aparato" del partido, secuestrado en estos tiempos por la secta zapateril a la que alguien ha influido con las ideas de la España plural (es decir, federal y asimétrica, o lo que es lo mismo, los vascos y los catalanes son mejores que el resto de los españoles), de la deslegitimación de la transición democrática, del desprecio y demonización del adversario. El drama no es sólo que nos gobierne Zapatero, sino que la gente que en el PSOE no está de acuerdo con los cambios constitucionales que de tapadillo nos está colando o con la claudicación ante la ETA (claudica el que entiende las razones de los terroristas) no alza su voz contra la línea política que sigue el partido.

Miseria moral podríamos llamar el cambio de rumbo que han dado personajes como Javier Rojo, Rodolfo Ares y tantos otros que en el PSE apoyaron en su día a Redondo Terreros y fueron contundentes contra el nacionalismo y que ahora se pliegan a los designios zapateriles. Si no estuvieran en el partido, ¿a qué se dedicarían?

Salvo el mencionado Redondo Terreros y Maite Pagazaurtundúa y, sobre todo, Rosa Díez. Sin duda, la mujer que con más dignidad ha defendido sus posiciones frente al terrorismo y a la claudicación aún a riesgo de enfrentarse con sus compañeros. Ahora abandona el PSOE y deja su escaño en el Parlamento Europeo en el último acto de una larga historia de desafección y desencuentro con sus ahora ex-compañeros de partido. Al lado de la figura de Rosa Díez y del gesto de dignidad demostrado, el resto de socialistas vascos y españoles se ven empequeñecidos, jibarizados por Zapatero y sus secuaces, esclavos de la dádiva del partido. ¿Dónde está el patriota Bono? No existe. Espera su oportunidad, pero no levanta la voz. Volverá a ser diputado y ayudará a Zapatero en su empeño electoral. Es otro oportunista, otro miserable que se ha tragado todo lo que ha venido de la secta.

Rosa Díez se explica muy bien en su blog. La felicito.

Ya que pasaba por Basta Ya, he encontrado otro buen artículo de Savater. Como él mismo dice, repite lo mismo que lleva diciendo muchos años, pero hay veces que hay que repetir lo obvio. Certero. A ver si tienen éxito con su nuevo partido.
Me había sorprendido que nadie hubiera dicho nada sobre las declaraciones de Gallardón de que quiere ser diputado para que se escuche la voz de Madrid en el Parlamento. ¿Quién le ha dicho que él representa a todos los madrileños? ¿Son los intereses de los madrileños homogéneos en tanto que madrileños o como individuos con unas ideas y unas preocupaciones? ¿Son esas preocupaciones diferentes de las de personas similares de otras regiones?

1 comentario:

Lord Kobol dijo...

¿pq odiais a la izquierda? el odio os come