martes, 4 de septiembre de 2007

Con estos liberales, ¿para qué queremos a los socialistas?

En casi todos los medios, Sarkozy ha sido presentado como un liberal, tanto antes como después de ganar las elecciones francesas. Antes, podría ser calificado como tal por algunas de las cosas que decía, aunque un político y francés es difícil que sea verdaderamente liberal.

Hoy ya ha quedado demostrado que Sarkozy tiene de liberal lo mismo que yo de torero, es decir, nada. Hoy se hacían eco de la noticia todos los periódicos, ligándo la decisión de la fusión al decidido impulso de Sarkozy. Así lo recogían ABC, Hispanidad, o El Economista. Según las noticias el Estado francés tendrá un 35% del nuevo grupo energético. Muy liberal.

Lo peor es que, según algunas noticias, Florentino Pérez, para vengarse de Sánchez Galán por no dejarle tomar el control de Iberdrola, se aliará con la nueva compañía para tomar el control de la primera eléctrica española. Es decir, que después del gobierno Zapatero, es probable que las dos eléctricas más grandes de España sean propiedad de empresas públicas o semipúblicas europeas. Si este es el liberalismo de la UE que la izquierda denuncia, que Dios nos coja confesados.