domingo, 16 de septiembre de 2007

Página par, página impar


Como ya he dicho en varias ocasiones, la lectura comparada de los periódicos es una experiencia reveladora de las intenciones y afinidades de unos y de otros. Por eso dicen que el mejor chiste de la prensa nacional es el que publica El País en su mancheta donde, como subtítulo del periódico, dice Diario independiente de la mañana.


Ayer se supo que el Tribunal Constitucional declaraba nulo el recurso de la Generalidad de Cataluña que pretendía hacer desistir al PP de su recurso del Estatuto de Cataluña porque en otras regiones el PP ha apoyado estatutos en los que se recogen principios similares a los del Estatuto catalán.


El País lo recogía en página impar, casi al final de la sección España y a una columna con el siguiente titular: "El Constitucional rechaza la petición de no examinar 75 artículos del Estatut". Sin embargo, El Mundo, lo llevaba a página par, la segunda de su sección España, a dos columnas y con este titular: "El TC rechaza la petición de la Generalitat de que se obligue al PP a desistir".


Según el escrito del abogado del Estado (curioso abogado del Estado el que defiende que el Estado se vacíe de contenido, pero eso es otro tema), de 75 folios, la comparación del Estatuto catalán con los de Andalucía y Baleares pretendía "reflejar la igualdad o semejanza entre estos tres estatutos que fueron apotados en la Cortes Generales por los diputados del PP". Yo supongo que si el TC declara inconstitucional el Estatuto catalán, el Estado recurrirá automáticamente los artículos de los otros estatutos que son similares, de acuerdo con la doctrina de la Abogacía del Estado. Eso si el TC se pronuncia alguna vez sobre este tema, que ya va siendo hora.