lunes, 6 de diciembre de 2010

Charmin Restrooms







No hay mejor manera de promocionar un producto que haciendo que la gente lo use y experimente con él. Esa es la idea detrás de Charmin Restrooms, un aseo público que patrocina Charmin, un fabricante de papel higiénico. Son unos baños que ya son una atracción más de NY. Lo que en cualquier otro sitio se puede ver como un acto reservado, que es mejor ocultar, aquí se ha transformado en una atracción al más estilo Disney. La Disneyficación de la vida ha llegado al cuarto de baño.






Aquí viene la gente, hace una cola de unos quince minutos para entrar en una de las impolutas cabinas y, tras ello, fotografiarse en un gigantesco váter. También hay un escenario en el que niños y mayores pueden hacer el ridículo más espantoso mientras el staff del local les graba en vídeo.






Lo más gracioso es que lo anuncia un tipo disfrazado de váter. Un tipo con mucho sentido del humor que se gana la vida disfrazado de váter y animando a la gente a "ir" (así es como se dice aquí ir al baño, "go"). Luego dicen que hay paro.