sábado, 4 de diciembre de 2010

Inabarcable


Nueva York es una ciudad fascinante. Da igual cuántas veces venga uno a la ciudad, siempre hay algo que le sorprende. Hay demasiado de todo. El mejor comercio del mundo, y no sólo hablo de las grandes marcas, sino de tiendas de comida, de decoración, de curiosidades, cualquier cosa se puede encontrar aquí.


Las mejores librerías, es de destacar Strand Books, en la 12 y Broadway es una librería de libros nuevos y usados, destartalada y alejada de los estándares de la mercadotecnia al uso. B&H Photo es la mejor tienda de fotografía que se puede encontrar a este lado de la galaxia. Regentada por judíos, está cerrada el viernes por la tarde y el sábado. Esa es otra de las grandes cosas que tiene EE.UU. Hay libertad de horario, de apertura, de religión. Si uno es judío, no tiene problema en seguir los festivos de su religión, pues puede abrir su comercio cuando quiera.


Hoy hemos descubierto Eataly, la tienda de comida italiana más grande del mundo. Y es muy grande. Se pueden encontrar todo tipo de pastas, de aderezos para la pasta, hay carnicería, pescadería, varias panaderías, varios restaurantes y cafeterías, heladería. Ocupa casi una manzana entera entre la 23 y la quinta. Magnífica tienda. Otra tienda que merece la pena es Restoration Hardware, una tienda de decoración que además vende imitaciones de juguetes antiguos.


Pero lo que es inabarcable en NY es la oferta de espectáculos, de música y de teatro. Es difícil escoger entre tanta oferta de músicos de primer nivel. Clásica, pop, jazz, blues. Todo está en NY y todo de primera. Estos días iremos a dos conciertos: hoy toca la Filarmónica de NY dirigida por Colin Davis la 2ª de Beethoven y Des Knaben Wunderhorn, de Mahler. El martes toca Roy Haynes, un legendario batería de más de 80 años que ha tocado con todos los grandes músicos del jazz de todos los tiempos y que es parte de la historia del jazz. Además de esto, están todos los musicales y las obras de teatro de Broadway. Está Al Pacino representando El mercader de Venecia, rememorando su sobresaliente actuación en la película.