jueves, 22 de julio de 2010

Poderoso caballero es don dinero


Mi amigo Alberto, enfermo con hepatitis, me envía dos noticias que él relaciona como obscenas y representativas del poco ejemplo que dan los teóricos líderes sociales. Siendo cierto eso, se me ocurre que la relación entre las dos noticias y su obscenidad está en el papel que el dinero juega en ellas.


Las dos noticias que Alberto relaciona son la entrevista de Montilla y Zapatero por el Estatuto y la imputación de Ribery y Benzema por el asunto de la prostituta menor de edad. Es claro que lo que los catalanes buscan no es la independencia política, sino la independencia económica, tal y como declaraba Artur Mas el otro día en El Mundo. Van a reclamar el cocierto económico a la vasca y que los demás paguemos el desaguisado fiscal del sur de España. El resto de la independencia no les interesa, de momento.


Por otro lado, Zahia, la "amiga" de Ribery, dice que Benzema y Ribery pagaron poco. ¿Se habría querellado esta chica si estos dos probos futbolistas hubieran pagado lo suficiente? No lo creo. Es decir, que en ambos casos, el móvil es el dinero, como ya dijo Quevedo en su famosa letrilla:


Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero Es don Dinero.
¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero Es don Dinero.
Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero Es don Dinero.