viernes, 23 de octubre de 2009

Feroz


El País, fiel a su libro de estilo, titula de forma objetiva y aséptica para no influir en el lector reacción ante la noticia y proporcionar esa ecuanimidad y equidistancia ante los grandes temas políticos, sociales y económicos.

Titula: "Feroz resistencia al aborto legal en América Latina". Por supuesto, la ferocidad sólo puede venir de un sitio: "Tímidos intentos de despenalización chocan con la Iglesia". El otro subtítulo está tratado para no producir horror en el lectornada más que por las mujeres que mueren en los abortos clandestinos: "Miles de muertas y millones de operaciones clandestinas". Las mujeres mueren a miles y los abortos, niños muertos, no pasan de ser operaciones clandestinas, extracciones de masas de carne inertes del cuerpo de la madre.

Es decir, cada año en el mundo mueren millones de niños, más de un holocausto nazi o de un mandato de Stalin y lo que más le preocupa a El País y a la progresía es la feroz resistencia de la Iglesia al aborto.

Retomando mi tesis del otro día, creo que habría que titular: "Feroz oposición a los encarcelamientos legales: cada año mueren miles de asesinos cuando intentan huir de la policía después de haber cometido asesinatos. La lacra tiene muy preocupados a los delincuentes y jefes mafiosos de medio mundo que ven cómo sus filas se ven diezmadas por la policía una vez cometen un asesinato."

Para El País, un radical es el que se opone al aborto y a la eutanasia.

Es sabida la objetividad del periódico de Prisa.