sábado, 11 de octubre de 2008

Indigno


Gallardón prohíbe los "hombres anuncio" en Madrid porque es un trabajo "indigno y vejatorio". Obedeciendo a su mentalidad despótica, no pestañea para dejar a algunas personas sin trabajo. Sin embargo, supongo que la prostitución es un trabajo muy digno y por eso lo acepta.

Espero que la ruina del Ayuntamiento arruine la carrera política de este farsante. Lo malo es que la ruina del Ayuntamiento es nuestra ruina.