martes, 29 de junio de 2010

Algunos dicen que quedan tres años mas de crisis

Eso dicen los de una consultora. Ya se sabe con los consultores, son unos antipatriotas.

La economía española no saldrá de la recesión hasta 2012, según un informe sobre el futuro de la Eurozona que hoy presenta en Londres la firma de consultoría Ernst & Young. Por ello, la economía española lastrará al conjunto de la Eurozona en los próximos dos años y hará que el dólar llegue a la paridad con el euro.
Este documento considera que el crecimiento del PIB español en el primer trimestre de este año ha sido "una breve pausa en el declive de la actividad económica". Tras contraerse un 3,6% en 2009, la economía española volverá a caer un 0,6% en 2010 y un 0,2% en 2012, afirma el análisis realizado por Ernst & Young en colaboración con Oxford Economics.
Este pesimista escenario para la economía española empieza a ganar adeptos entre las firmas internacionales. El banco de inversión JP Morgan y el centro de estudios londinense Capital Economics también predicen tres años de recesión en España.
El motivo principal de esa larga recesión, según Ernst & Young, son "las medidas tomadas por el Gobierno español para reducir el déficit público, que impactarán severamente en la demanda, lo que se une al proceso de disminución de deuda de las familias y el precario estado del mercado laboral".
Además del gasto público y el consumo, la inversión empresarial también seguirá bajando, un 7,5% este año y un 2,5% el próximo ejercicio.
El PIB per cápita de los españoles pasará de ser el 93% de la media europea en 2007 a ser el 88% en 2012.
El único rayo de luz que encuentra el informe es la mejora de la balanza comercial, más por una caída de las importaciones que por un salto exportador.
La principal desviación sobre estas previsiones que señala Ernst & Young también es negativa. "El principal riesgo es la habilidad del Gobierno para mantener su plan de consolidación fiscal. Si la oposición a las medidas hace que el Gobierno las suavice, podría producirse una marcada pérdida de la confianza de los inversores, y en el peor escenario, una situación similar a la de Grecia en la que las autoridades españolas se verán forzadas a buscar ayuda externa".
Marie Diron, una de las autoras del informe, indica que "el sur de Europa va a tener varios años de crecimiento bajo o negativo. España, Grecia y Portugal no volverán a los niveles de actividad previos a la crisis hasta 2014".
Los problemas de estos países harán que el conjunto de la Eurozona sólo crezca un 0,8% este año y un 1,3% en 2011. "Si la Eurozona no afronta reformas estructurales, corre el riesgo de vivir una década de estancamiento como la que vivió Japón".
El crecimiento de la Eurozona será entre un 1% y un 2,5% inferior al de Estados Unidos durante los próximos cinco años, lo que hará que el dólar llegue casi a la paridad en 2011, prevé el informe. El euro caería hasta 1,05 dólares, frente a los 1,39 dólares del año pasado y los 1,2 dólares actuales.

Ya se sabe estos consultores...