sábado, 26 de junio de 2010

Estado policial


Hace unos días ponía un vídeo en el que un policía detenía brutalmente a una chica por cruzar de forma indebida un paso de peatones. Pues bien, me encuentro hoy a través de José Manuel Guardia con una noticia en la que se informa que la policía de Reno detuvo a una anciana de 86 años aplicándole una descarga eléctrica (taser) porque "había adoptado una postura más agresiva en la cama".


Police Tasered an 86-year-old disabled grandma in her bed and stepped on her oxygen hose until she couldn't breathe, after her grandson called 911 seeking medical assistance, the woman and her grandson claim in Oklahoma City Federal Court. Though the grandson said, "Don't Taze my granny!" an El Reno police officer told another cop to "Taser her!" and wrote in his police report that he did so because the old woman "took a more aggressive posture in her bed," according to the complaint.


El país de las libertades se está convirtiendo poco a poco en un Estado en el que no se puede confiar en la policía. Y eso es lo peor que puede pasar en un país.