miércoles, 31 de diciembre de 2008

Balance del año

Segundo año de Evasion Liberal (Laboral). El blog se ha convertido en una obligación más de las muchas que ya tengo y es un medio, como el nombre indica, de evasión de los problemas del trabajo diario. Este año he conseguido un aceptable número de visitas, 7300, y más de 10.000 páginas vistas, con 4500 usuarios, según los datos del contador de Google. No está mal, aunque lo últimos tiempos la audiencia ha languidecido.

Este año he hecho 392 entradas, incluyendo ésta. Un incremento significativo respecto al año pasado, a pesar de que los últimos meses no he mantenido el ritmo de entradas que había tenido desde que lo arranqué en febrero de 2007. Mientras pueda, lo haré, aunque el ritmo de trabajo en esta época de crisis va a ser infernal y no creo que tenga tiempo ni fuerzas para mantenerlo. Veremos.

En lo profesional, 2008 ha sido un año muy duro, pero gratificante al mismo tiempo. He conseguido enderezar un grave problema con un cliente y espero que en el próximo mes se resuelva satisfactoriamente. Para ello nos hemos tenido que pelear con una parte importante de la compañía y ahora me alegro de no haber hecho caso a algunas voces que me decían que por qué me empeñaba en pelear tanto este asunto y en enfrentarme a toda una parte de la organización. Evidentemente, la cosa ha merecido la pena y, si no lo hubiéramos hecho, habríamos perdido el cliente y yo, una parte de mi prestigio profesional.

Este año ha sido un desastre económico, con la famosa crisis financiera y político, al menos para los españoles, con la victoria de Zapatero y Rajoy. Rajoy perdió las elecciones, pero luego ganó el congreso búlgaro de su partido, dejándonos sin oposición intelectual y política en el camino español al socialismo, bien escoltado por el escudero Gallardón.

Este año ha habido algunas críticas de cine, bastante sobre la crisis económica, un seguimiento bastante exhaustivo de las elecciones, se ha consolidado la serie con estos liberales para qué queremos a los socialistas, muchas críticas a Zapatero y algunas curiosidades. Todo ello, desde una perspectiva liberal y crítica.

Hasta el año que viene. Feliz año 2009