domingo, 14 de diciembre de 2008

Decadencia

Esta semana se ha conocido la sentencia por la que se condena a una mujer a 45 días de cárcel por haberle pegado una bofetada a su hijo de 10 años y la prohibición de acercarse a él durante un año y medio. Una exageración, sin duda, aunque al fiscal le parece poco. Sin embargo, esta misma señora se habría llevado los elogios del Gobierno con Bibi y Mari Tere a la cabeza si hubiera abortado a los 6 meses de gestación.

Así es nuestra particular decadencia.