viernes, 25 de septiembre de 2009

Zapatero se disfraza

Hoy ha habido un gran revuelo en el país en torno a la famosa foto de las hijas de Zapatero. Todo en torno a esta foto es un escándalo y da una buena idea del país en el que vivimos.

Tres son los aspectos escandalosos a mi modo de ver. El primero es que el presidente viaje con sus hijas en un avión oficial y que la familia se siente en los puestos que deben ser ocupados por la delegación oficial en la Asamblea General de la ONU mientras habla su padre. Es una inadmisible mezcla de lo privado y lo público, insólita en un país avanzado como el que parece que nunca llegaremos a ser.

Más escandaloso es que el presidente intente censurar la difusión de las fotos y que le diga a la Casa Blanca que las quite de un sitio público de internet. Y que la agencia EFE censure dichas fotos no distribuyéndolas a los medios españoles y hurtando a los ciudadanos que pagan la onerosa agencia de noticias pública la imagen del día. Probablemente la censura no busca proteger la intimidad de "las niñas", sino que los ciudadanos no sepan el mal gusto que habita en Moncloa. Y los periódicos se prestan al juego publicando la foto con las caras de las niñas pasadas por el Photoshop.

El señor presidente del Gobierno dice que se ha roto el pacto tácito para preservar la intimidad de sus hijas, cuando es él el que las lleva a un acto oficial con medios públicos y tampoco se debe olvidar que la mayor podría abortar sin decírselo a sus padres en cuanto su progresista padre apruebe la nueva ley del aborto. Interesante la interpretación de Santiago González. Y sorprendente lo que se cuenta sobre la canción preferida de la pequeña de las criaturas a los ocho años.

El tercer motivo de escándalo es que Zapatero se disfrace cuando va a un acto privado con la familia Obama. A juzgar por cómo se viste su familia, yo creo que el que realmente va disfrazado es Zapatero. La foto no tiene desperdicio y tiene muchos detalles que demuestran el mal gusto de la familia Rodríguez Espinosa. Los brazaletes de la rubia, las botas de tacón ancho de la morena, las uñas pintadas de negro, los ojos sombreados con rotulador grueso, anillos en pulgar e índice. O sea, unos macarras.

La historia completa de la escandalosa censura de la foto.

Aquí se puede ver la galería completa de imágenes de la cena que los Obama ofrecieron a los delegados en la ONU. Sólo falta una foto. Zapatero y familia nunca estuvieron con Obama en el Metropolitan. Sólo he encontrado un hijo en toda la serie de fotos: la de la hija del primer ministro de la República Popular Democrática de Laos,

Mi amiga Puri me ha mandado la foto sin pixelar y algunos montajes, cada cual más divertido. Gracias, Puri.(Pinchar para agrandar)