lunes, 7 de septiembre de 2009

Hay que ver cómo está el Reino Unido


Este pasado fin de semana lo he pasado en Inglaterra. Hemos vuelto a dejar a nuestro hijo en el colegio hasta el puente de Octubre. He leído los periódicos como de costumbre y vengo escandalizado del asunto del terrorista libio liberado el mes pasado de la prisión.


El detalle se puede leer en el Daily Telegraph, el diario que ha sacado todo el escándalo a la luz, luego seguido por el Times. El gobierno escocés, aparantemente autónomo, liberó en agosto al terrorista libio que voló el avión de Panam en Lockerbie causando 270 muertos. La excusa de la excarcelación era que el citado preso esun enfermo terminal de cáncer de próstata y le quedan menos de tres meses de vida.

Pues bien, el Telegraph ha descubierto que la excarcelación de este terrorista, recibido en Libia como un verdadero héroe nacional, ha sido parte de un acuerdo comercial entre el Reino Unido y Libia en torno a unos acuerdos comerciales que van a favorecer principalmente a BP (así lo reconocía Jack Straw, ministro de Justicia). Además, el periódico decía que el gobierno libio había pagado a los médicos que pronosticaron el tiempo pendiente de vida del terrorista. Además, parece que Gordon Brown bloqueó una petición de indemnización de las víctimas de Lockerbie contra Libia. Y el colmo del escándalo es que Libia utilizó como lobbistas a Toni Blair y al príncipe Andrew.

Lamentable. Como decía Groucho, si no le gustan mis principios, tengo otros. ¿Cómo pueden reclamarnos los gobernantes sacrificios en la guerra contra el terrorismo si luego ellos mismos ceden ante los terroristas por un puñado de dólares?. ¿Y si Libia no tuviera petróleo, habría hecho lo mismo Gordon Brown? ¿Y cuánto le paga BP al gobierno británico para asegurarse este apoyo?