lunes, 14 de septiembre de 2009

Musulmanes por un día

Todavía tengo rescoldos de periódicos británicos pendientes de comentario. Esta es una noticia que no se queda antigua. Es más, cada vez es más normal escuchar estupideces de este tipo a nuestros políticos, genuflexos ante el Islam.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, del partido conservador dijo cuando yo estaba en Londres: "Let's all be a Muslim for the day"

''That's why I urge people, particularly during Ramadan, to find out more about Islam, increase your understanding and learning, even fast for a day with your Muslim neighbour and break your fast at the local mosque. I would be very surprised if you didn't find that you share more in common than you thought.

El bravo alcalde londinense recomienda a sus conciudadanos incluso que ayunen durante el Ramadán con sus vecinos musulmanes y que finalicen el ayuno en la mezquita local. Me pregunto como tantas veces si el alcalde sería capaz de ir a un barrio musulmán de esos de donde salen tipos como estos a los que los jueces condenan de por vida por organizar atentados.

Es lo que hay y en Londonistán están mucho peor que nosotros. Los saudíes, apoyados por Occidente y por nuestro insaciable consumo de petróleo financian mezquitas que extienden el odio hacia nuestros valores y nuestra forma de vida. Y héroes como Boris Johnson empiezan a preparar la salvación de su cuello para cuando los musulmanes radicales dominen Londres. No le respetarán.

1 comentario:

Linguini dijo...

Habrá que decirle que lea a su compatriota Martin Amis "El segundo avión"