miércoles, 27 de octubre de 2010

Educación se escribe sin hache

Es imposible no sorprenderse en este país de mierda en el que vivimos. Leo en El Confidencial que el Congreso a instancias del PSOE pide al Gobierno medidas para eliminar los "juegos sexistas" y los "estereotipos" de los patios de los colegios, implantando protocolos que fomenten un juego infantil que no distinga por género.

En la novela de Jardiel Poncela, Amor se escribe sin hache, el protagonista llegaba a la conclusión de que la palabra amor no debía ser importante porque se escribía sin hache a diferencia de hombre, hijo, honra, heroico. Lo mismo debió pensar Mercedes Cabrera.




Hay que reconocer que la Educación siempre ha sido la asignatura pendiente del socialismo.