jueves, 26 de marzo de 2009

Vientos de cambio en el País Vasco


Esta es una buena noticia, dentro de lo malo que está pasando. Aunque uno no se puede fiar del partido que ha negociado con ETA, el que orquestó el cordón sanitario, el que gobierna con independentistas radicales en Cataluña y Baleares, el partido de la corrupción y de la mentira, esto sí que es un principio de cambio.

Por fin, parece que el PNV va a ser desalojado del poder. Era un asunto prioritario que desmonta, aunque sea por un tiempo la estrategia desintegradora que Zapatero, inspirado en Maragall, Susos de Toro y demás federalistas asimétricos, ha pretendido desarrollar. ¿Se acabó? No creo. Las pulsiones nacionalistas y el cantonalismo están en el espíritu de la Constitución del 78 y en la definición del Estado de las Autonomías, con un modelo que impulsa a gastar y a reclamar para éstas la gestión de cualquier asunto con su presupuesto correspondiente.

Curiosa la foto del maltratador Eguiguren con Ares y Oyarzábal. Recordemos que este Eguiguren es el alma nacionalista del PSE.

Estaremos atentos.