miércoles, 9 de diciembre de 2009

Otro que tal baila


Según leo en el Washington Post, Obama anuncia un nuevo plan de estímulo fiscal para crear empleo. Otro que se cae del guindo socialista y que cree que los empleos se pueden crear de la nada, sin que las empresas los necesiten para algo. Estimular la creación de empleo con déficits no es más que un parche. Otró más que llevará a los norteamericanos a un mayor déficit y mayor deuda. Como si tuvieran poca ya. El nombre, "Proposals to Accelerate Job Growth and Lay the Foundation for Robust Economic Growth", es como nuestra Economía sostenible.
Que le pregunte a Zapatero cuánto empleo ha generado el Plan E y mire si le compensa. Cada día que pasa se demuestra que este Obama no fue más que un producto de marketing. En un año ha pasado del Yes, we can al No, we don't. De la retirada de Irak y Afganistán al refuerzo de tropas, de la reforma sanitaria ya no queda más que la reforma de los ruinosos programas estatales Medicare y Medicaid (los senadores demócratas han aprobado hoy un borrador en el que se elimina la opción del seguro público) y la realidad se ha tragado los planes de estímulo sin crear empleo. Va de parche en parche, como alguien que conocemos bien en España.


Por lo menos, en USA hay contestación, debate, controversia. En el metro de Washington DC hay una campaña para concienciar a los viajeros sobre el problema de la gigantesca deuda. En el WSJ no son partidarios.


If at first fiscal stimulus doesn't succeed, spend, spend again. That's the motto President Obama embraced yesterday, even if he didn't use the word "stimulus," which has managed to set a political record in the speed with which it has become unpopular with voters. This time, the spending is being called "Proposals to Accelerate Job Growth and Lay the Foundation for Robust Economic Growth."