domingo, 6 de diciembre de 2009

Up




Hoy he visto Up en el avión a NY. Me ha parecido una excelente película, más indicada para mayores que para niños. Éstos a duras penas entenderán la profundidad de los sentimientos del entrañable protagonista.

Un viudo ya anciano se encuentra completamente fuera de su sitio en su casa rodeada de unas obras que están destruyendo su vecindario y ante la amenaza de que lo lleven a una residencia de ancianos, ata su casa a un gran paquete de globos y sale volando en busca del lugar de aventura al que su amada y aventurera esposa siempre había deseado ir y al que por circunstancias de la vida nunca pudieron ir. Le acompaña un boy scout que se quiere ganar su ultima medalla para saltar de rango.

El principio de la película es realmente una obra maestra de narración cinematográfica. En diez minutos nos cuenta la vida en común de una de las parejas más encantadoras que he visto yo en el cine en años. Desde que Ellie y Carl se conocen siendo niños hasta que ella muere y él queda tristemente viudo. La rápida sucesión de situaciones en común, las circunstancias que les hacen gastar los ahorros que guardaban para su viaje a las "Paradise falls", el paso de los años reflejado en los diferentes estilos de corbatas, los agradables ratos en común imaginando formas en las nubes. Es una secuencia emocionante. El otro momento que destaco es cuando él descubre lo que ella anotó en el cuaderno y se da cuenta de que lo mejor para ella fue la vida en común con él. De hecho, la elipsis en la que en unos segundos se pasa de la juventud a la vejez del matrimonio a través de las sucesivas corbatas que ella le anuda a él a diario antes de ir a trabajar, se puede considerar a la altura de la secuencia en la que en 2001 el hueso lanzado por el primate se convierte en la nave espacial.

Los personajes son prototipo de antihéroes, un viejo que necesita bastón para andar y un niño gordinflón y un poco pesado se enfrentan a una aventura sólo apta para intrépidos exploradores. Y el viaje no es sólo un viaje exterior a la selva, sino un viaje interior en el que el anciano se descubre a sí mismo y aprende el placer de la amistad y del valor al enfrentarse al cruel y egoísta explorador.

En definitiva, es una excelente película para toda la familia que demuestra que la gente de Pixar sigue en plena forma

P.S.: Escribo esto en el aeropuerto Kennedy de NY. Después de un retraso de más de una hora desde Madrid y de correr como un loco para llegar al vuelo a Washington DC de las 6 30 pm, lo han cancelado por la nieve y estoy en lista de espera para el de las 8 30 pm, que ha salido con retraso de Boston y no saldrá de aquí antes de las 10 00 pm. Si consigo entrar en el vuelo llegaré al hotel a las 11 30 pm, con suerte. Eso son las 5 30 am de España.


- Posted using BlogPress from my iPhone