martes, 15 de diciembre de 2009

¡Uy!, qué desliz

Leo en The Times a mi regreso de Londres que Al Gore se encontró ayer después de su discurso en el Concilio de Copenhague con una verdad incómoda, como su oscarizada película. El rico activista climático, dijo que el Ártico se quedaría sin hielo en cinco años.

“These figures are fresh. Some of the models suggest to Dr. Maslowski that there is a 75 per cent chane that the entire north polar ice cap, during the summer months could be completely ice-free within five to seven years”.

El único problema es que el citado Maslowski dijo: “I would never try to estimate likelihood at anything as exact as this”. Es decir, nunca habría intentado estimar una cosa así con esa exactitud. Menudo resbalón para el señor Gore (no confundir con el estilo de cine de terror sangriento y violento, aunque a veces lo parezca).

La cifra se la sacó de la manga, al parecer, después de una conversación hace unos años con Maslowski. Y dice, “fresh figures”. Vaya por Dios. Lo que me hace pensar es qué fiabilidad tiene la información que recibimos de los medios de comunicación, qué clase de actitudes y de clichés tratan de imponernos los grandes galardones como los Oscar, los Nobel y demás parafernalia. Cada día desconfío más de todo. Me estaré haciendo viejo.