domingo, 24 de enero de 2010

Avatar


Official Avatar Movie

Jake Sully, un ex-marine paralítico, es enviado al planeta Pandora a sustituir a su hermano en una misión científica. Tendrá que controlar al avatar de su hermano, un híbrido de hombre y na'vi, que una científica (Sigourney Weaver) ha desarrollado como medio para tener contacto con la especie que habita Pandora. A través de una especie de conexión telepática, el humano puede vivir como los na'vi, controlando el avatar metiéndose en su cerebro y entender mejor la forma en la que estos viven. Los na'vi viven en perfecta armonía con la naturaleza, sin alterar para nada el medio en el que viven e incluso conectándose al bosque o a los animales a través de unas conexiones nerviosas que tienen en el pelo.

La misión científica es subvencionada por una compañía minera que extrae un mineral de gran valor para la generación de energía. Como jefe de la seguridad se encuentra un duro oficial de marines al frente de un éjército armado hasta los dientes. El avatar de Jake se pierde en Pandora y se introduce en la tribu de los na'vi a través de una chica que le entrena en todos los conocimientos de la naturaleza. El conflicto se plantea cuando la compañía minera descubre que la mayor parte de las reservas del preciado mineral se encuentra en el centro de la vida de los na'vi. A partir de aquí, de desarrollan tremendas luchas entre los primitivos aunque valerosos na'vi y los desalmados soldados del ejército de la compañía minera. Por supuesto, el valeroso paralítico lidera a los na'vi en su lucha contra los humanos y les conduce con su valor a la victoria.

La película de James Cameron ha sido un taquillazo tremendo en todo el mundo con 1.800 millones de dólares recaudados en todo el mundo, apoyada en unos excelentes efectos especiales y en una versión en 3D de extraordinario realismo.

Sin embargo, no se puede decir que la película vaya a pasar a la historia del cine por otra cosa que por los efectos especiales y por la recaudación. Es larga, como suele pasar con otra muchas súper producciones de Hollywood. Le sobran más de 40 minutos de persecuciones, entrenamientos con los na'vi al servicio de los efectos especiales y de la tecnología. Nada de cine por ese lado. Me pasó algo parecido con el último King Kong. Bien hecha, muchos efectos especiales pero no más que eso.

Pero además, la película es tremendamente maniquea. Los malos son tremendamente malos, mientras que los salvajes, son extremadamente buenos. Se plantea un falso dilema moral entre los capitalistas desalmados y los indígenas respetuosos con la naturaleza. Enfrentamiento entre conversacionistas y desarrollistas. Por supuesto, la posición moral de la película está a tono con los tiempos, a favor de los bondadosos na'vi. Es la leyenda del buen salvaje que ya vimos en Bailando con lobos, aunque aquélla era más poética y humana que ésta. Pero no sólo eso, sino que además, es curiosamente racista, al ser el humano el que salva los pobres na'vi de la destrucción. Sin él, sin su valor, los na'vi habrían sido arrasados. Además, le falta heroísmo ya que el humano lucha en remoto, no es él el que lucha, sino el avatar mientras él está a salvo de las heridas.

En definitiva, Pandora pertenece al viento.