viernes, 15 de enero de 2010

"Vota Zapatero...


...y vente conmigo a la puta calle". Así rezaba el cartel que tenía un mendigo en la calle Serrano, en la zona más cara de Madrid. Ignoro si el mendigo en cuestión es un ultraderechista peligroso, algún periodista europeo tratando de obtener datos para una campaña de desprestigio de la presidencia europea o simplemente es un reclamo publicitario para que los transeúntes de tan exclusiva calle de la capital aflojen la mosca, porque "es uno de los nuestros". La cuestión es qué pondría este mendigo en su cartel en una zona de voto masivo socialista.