viernes, 28 de enero de 2011

Construcción nacional

Está claro que el nacionalismo catalán no va a reparar en gastos para construir su nación catalana. La ruina en la que están ya la pagaremos el resto de los españoles previa amenaza de la inevitable secesión que vendrá. El consejero de Cultura Mascarell (ex-socialista para más señas) ha abogado en una entrevista en la radio por la creación de una red pública de cines en catalán. Hace unos días era la inversión en Spanair, hoy serán los cines y mañana será una red de supermercados sólo para productos catalanes. Así estamos.