lunes, 29 de junio de 2009

El Estado perfecto

Cuando tengamos un funcionario por cada ciudadano, habremos alcanzado el nirvana del Estado social. Además, cada contribuyente tendrá su funcionario a sueldo y todo será mucho más claro. Por lo menos, sabremos a quién le pagamos el sueldo. En Baleares han empezado por la agricultura.

El Govern Balear tiene un funcionario por cada agricultor profesional. ¡Ahí es nada!