sábado, 10 de abril de 2010

iPad

¿Alguien puede dudar de que este cacharro anuncia el futuro de los libros? A mí, que me gusta tocar el papel, me va a costar cambiar. Pero está claro que la experiencia de aprendizaje no es la misma