jueves, 29 de marzo de 2007

Qué pesadez


Qué pesadez el tema de la autonomía catalana y los independentistas. Teóricamente, el famoso Estatuto iba a servir para dos generaciones. ¡Ja! Hace cuatro días los independentistas de ERC anunciaron que iban a promover una moción en el Parlamento catalán por la autodeterminación y que cambian de socio si CiU accede a apoyarlo o a convocarlo.


Estoy escuchando en la radio a un tal Felip Puig (de CiU) que está contando el mecanismo de coacción que están utilizando contra una posible sentencia del Tribunal Constitucional que deje sin efectos algunos de los artículos del Estatuto. No lo van a aceptar y empezarán otra vez con el victimismo de que los españoles no les comprenden y seguirán reivindicando más diferencias y engañando a los catalanes. Dice este tío que quieren que el catalán tenga igual trato que el castellano en Cataluña (?). Que quieren estar en la Unesco y en el Consejo de Ministros de la UE. Y, lo que está detrás de todo, es que no quieren ser como La Rioja, ni como Madrid, quieren ser una autonomía especial. Penoso.


Probablemente, no van bien en las encuestas y tienen que hacer algo para conseguir algunos votos.
Muy bien lo de Nihil Obstat