miércoles, 16 de julio de 2008

Balanzas fiscales


Ayer el Gobierno hizo públicas las balanzas fiscales de las regiones españolas. Es un concepto falaz el de las balanzas fiscales, pues como se ha dicho en repetidas ocasiones los impuestos los pagan los individuos y las empresas, pero no los territorios. Es más, la aceptación del concepto de balanza fiscal es una validación de una concepción confederal del Estado. Es decir, son las regiones las que se confederan y forman el Estado, al que dan unas atribuciones y al que le ceden una parte de los impuestos para cubrir unas funciones comunes.

Yo reclamo mi balanza fiscal personal, que es claramente deficitaria. Mi déficit fiscal va a pagar los servicios que disfrutan muchos catalanes, madrileños, extremeños o gallegos. Según el concepto de los nacionalistas catalanes (incluido el PSC), el barrio de Salamanca en Madrid, barrio de gente con alto nivel de renta debería negociar su financiación autónoma y no financiar a otras regiones o incluso a otros barrios de Madrid. ¿Por qué debería yo pagar la M-30 que disfrutan todos los madrileños de la periferia? ¿Y los colegios de la gente de Vallecas?

Lo que hace falta es bajar los impuestos y dar más autonomía a las personas. Menos dinero para los políticos, sean quienes sean.

Otros blogueros han hecho referencia al tema con argumentos similares: el cervecero benevolente, ferhergón, lady Godiva.