miércoles, 30 de julio de 2008

Con estos liberales, ¿para qué queremos a los socialistas? (III)


Esta promete ser una serie interminable. Ya tenía dos entradas (1 y 2) anteriores sobre la deriva socialdemócrata de los partidos supuestamente liberales europeos. El caso es más llamativo en el caso del PP, y dentro de éste, de la teóricamente más liberal del PP, Esperanza Aguirre.

Leo ahora mismo que va a acudir al rescate de los promotores a costa de los impuestos de los madrileños. Pues si no, ¿por qué tiene un gobernante que firmar un pacto con promotores para rebajar los precios de los pisos? Es decir, que los promotores cobran lo que querían y nosotros le subvencionamos el piso al comprador o al vendedor. Gran jugada del liberalismo. Esta Esperanza Aguirre es una impostora que juega con nuestro dinero para favorecer a unos particulares irresponsables que merecen la ruina por su imprevisión. ¿Dónde están los beneficios que ganaron con la venta de los pisos de los años anteriores?

En su intervención, Aguirre se ha mostrado convencida de que el mercado es el instrumento de ajuste entre promotores y compradores de viviendas y que las Administraciones son las encargadas de facilitar este proceso.

"Nunca he compartido el desprecio al sector inmobiliario y de la construcción", ha dicho Aguirre, para quien "no es misión de los gobiernos salvar con dinero de los contribuyentes empresas en dificultades por grandes e importantes que éstas sean".

A su juicio, la misión de los poderes públicos es ayudar a esas empresas "a salvarse a sí mismas" con medidas "sensatas, inteligentes y coherentes".