domingo, 8 de febrero de 2009

Créditos

Como los españoles no leen ni los periódicos, no se enteran de lo que pasa de verdad y son maleables por un Gobierno que manipula para evitar cualquier responsabilidad. Así es el caso de los bancos y su "culpabilidad" en la crisis por la restricción del crédito.

Lo decía yo hace unos días y hoy lo leo en Libertad Digital. Las Administraciones Públicas deben a las PYMES 33 mil millones de euros. Los fondos de rescate que según el Gobierno los bancos no están haciendo llegar a PYMES y familias ascienden en total a 40 mil millones, de los cuales se han debido de subastar no más de 15 mil millones. Significativamente inferior a los 33 mil millones que deben las AA.PP. Y es que los Ayuntamientos y dentro de poco las CC.AA. estarán en situación de insolvencia, como ya ocurre con el Ayuntamiento de Pinto.

El País desmontaba el mito del grifo del crédito cerrado a cal y canto. Algunas cifras reveladoras:

- ¿Se ha cerrado el grifo de créditos?

Según la estadística del Banco de España, que todavía no ha sido desacreditada por nadie, entre noviembre de 2007 y el mismo mes de 2008, los préstamos concedidos aumentaron en 120.000 millones, un 6,8% más. Las cinco mayores entidades -Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular y Caja Madrid- han elevado, de media, un 9%.

- ¿Por qué la banca da menos créditos?

Emilio Botín, presidente del Santander, ha sido muy claro. La producción industrial ha caído un 19%; el paro ha subido un 66% y las matriculaciones de coches han descendido un 47%. "Es imposible e irresponsable que suba el crédito en estas circunstancias", afirmó. Es decir, bancos y cajas creen que la actividad es menor, el riesgo es mayor y las expectativas de cobro son peores. Y tienen pruebas: hasta ahora, la morosidad ha subido un 273% comparando 2008 con 2007, según el Banco de España.

- ¿Habrá más crédito en los próximos meses?

Rotundamente no. Todos los expertos coinciden en que los españoles tienen un endeudamiento excesivo propio de la burbuja inmobiliaria de la última década. Para financiar la demanda no era suficiente con el ahorro español y se pedían miles de millones a alemanes y franceses. Este recurso se ha terminado. Ahora hay que devolverle lo prestado y utilizar sólo lo que ahorramos. Esto exige una caída, paulatina, de casi el 10% sobre el volumen. Para empezar, en 2009 el crédito ya puede disminuir un 5%.