lunes, 4 de junio de 2007

Fuera los principios


Ayer publicaba La Vanguardia una entrevista con Rajoy en la que éste decía "es posible un Majestic II". Es decir, que ya olfatea la posibilidad de "tocar poder" y se prepara el terreno para el "pacto". Pacto con quien te ha repudiado públicamente y ante notario, pacto con quien tiene el objetivo de la separación de España, con quien te llama fascista y te insulta a diario.


Ya Aznar renunció a parte de sus principios para conseguir el poder en 1996 y sacrificó a Vidal Quadras ante Pujol en una cesión inicua y, como se ha visto tantos años después, catastrófica para la derecha no nacionalista en Cataluña.


Por otro lado, leo también que Núñz Feijoo, el del PP de Galicia dice que estaría dispuesto a pactar con el BNG en algunas de las alcaldías gallegas. ¿El qué? ¿La erradicación del español de las escuelas? ¿La propaganda antiespañola de los nacionalistas gallegos?


- Quintana dijo esta semana que usted ni siquiera lo llamó para hacerle tal oferta.


-Quintana sabe perfectamente que el PP está dispuesto a completar sus mayorías, lo que pasa es que yo tengo la autonomía política dentro del partido que él no tiene después de la asamblea del BNG. Yo estoy dispuesto a pactar, pero también es evidente que es más fácil hacerlo con uno pequeño que con uno grande. Es más fácil sacarle más en la negociación a uno pequeño y débil como el socialismo gallego que a uno grande como el PP. Además, el BNG es una formación partida por la mitad. Cuando sale de Galicia dice que sus modelos son CiU o el PNV, pero en Galicia el nacionalismo se ha convertido en el flotador electoral de Touriño, quien tiene de prestado la Xunta, las alcaldías de las ciudades y las presidencias de dos diputaciones.


Por último, en Baleares, por no perder el poder, Matas está dispuesto a pactar con UM, la versión local del nacionalismo. Una de las cosas que he leído que impone UM es que toda la programación de la televisión de Baleares sea en catalán (supongo que en mallorquín, que no es lo mismo). Eso sería "pecata minuta" si no fuera porque es el principio del adoctrinamiento para influir y manipular las conciencias. ¿Se prestará a ello Matas para no perder el poder? Menuda crítica en la edición balear de El Mundo.


¿Preferimos que gobiernen los que supuestamente son "los nuestros" aunque renuncien a sus principios? Yo, no. ¿Cuál sería la credibilidad del PP después de denunciar las cesiones del Gobierno ante los nacionalistas? Creo que es mejor no gobernar en algunos sitios y mantener la coherencia que hacer pactos "contra natura" ("contra principia", habría que decir). La gente lo agradecerá.