martes, 5 de mayo de 2009

Se consumó el cambio

Hoy, por fin, comienza una nueva etapa en la vida política del País Vasco. Creo que será para bien, que esto va a romper el contubernio entre una parte de la sociedad vasca y su Gobierno en contra del resto. Un gobierno de unos pocos y para unos pocos, siempre los mismos, desde hace 30 años. Siempre mandando y siempre quejándose de que no se les hacía caso. Se acabó nuestra hartura con un Gobierno Vasco recogiendo las nueces que caían del árbol que agitaban los terroristas. Se empieza a acabar la utilidad política del terrorismo y la eterna tentación de los gobiernos españoles de negociar con los terroristas para conceder no sé qué nivel adicional de autonomía.

Todavía queda un trecho hasta que se acabe el miedo en los pueblos y pequeñas ciudades de esa región, para que los ciudadanos cobren conciencia de que pueden vencer a los terroristas y expulsarlos de la vida social. Sin esperanza de cambio político basado en la violencia, los terroristas y sus apoyos sociales quedarán como grupos marginales como los trotskistas o los anarquistas en el resto de España. elementos decorativos que se podrán ver como parte del paisaje urbano, sin miedo, sólo reliquias de un pasado que no debería volver. Entonces, se podrá comprar cualquier periódico en cualquier pueblo, sin miedo, se podrá hablar de política en el bar, con los amigos, sin ser un proscrito social.

Sin embargo, es necesario estar vigilantes, porque hay que recordar cómo se ha comportado Patxi López en los últimos años con respecto al nacionalismo y al terrorismo:

  1. Mientras Zapatero firmaba el Pacto contra el Terrorismo con Aznar en el Gobierno, Patxi López se reunía de forma semiclandestina con Otegi.
  2. Cuando De Juana fue liberado vergonzantemente por Rubalcaba tras su huelga de hambre con sexo, dijo que el PP tenía sed de venganza cuando protestaba por su excarcelación.
  3. Se ha reunido en varias ocasiones durante el “proceso de paz” con Batasuna – ETA.
  4. Ha apoyado los presupuestos del PNV en los que se financia el terrorismo.
  5. Increpó a Rajoy en la capilla ardiente de Isaías Carrasco hace un año.

Es decir, es un tipo poco de fiar y que es capaz de cualquier cosa por el poder. Puede haber cambiado y así lo espero.

Sin embargo, quiero destacar que todo esto ha sido posible gracias, no a los socialistas vascos, que han ganado las elecciones, sino a la generosidad del Partido Popular, que apoya a Patxi López sin pedir la entrada en el gobierno. Y yo me pregunto qué habría hecho el PSE si el PP hubiera ganado las elecciones en el País Vasco y el PP gobernara en España.