miércoles, 14 de noviembre de 2007

¿De qué habla este hombre?


Leo en la prensa la transcripción literal de los discursos de la Cumbre Iberoamericana en los que se produjo el altercado. Ahora ya sé por qué saltó el Rey. Le daba vergüenza ajena el discurso de Zapatero y decidió desviar la atención. Atención al discurso de Zapatero.


"Hay una historia en muchos países de Latinamérica donde sus pueblos sienten que sus recursos se han utilizado para beneficios prioritarios frente a lo que son las necesidades del país. Pueden tener una parte de razón. Pero llamo la atención sobre lo que representa acertar en la respuesta. Nacionalizar o renacionalizar, o que la producción de determinados bienes o servicios estén en el sector público o privado no garantiza nada, como teoría o como receta ideológica. Nada. Es más, hay modelos y circunstancias que dicen que si hay un sector público que produce muchos bienes y servicios, puede ser un modelo menos eficiente, digo puede, no soy un dogmático, tanto en un caso como en otro hay que hacer las cosas bien, con honestidad.


¿Privatizar sin más? No. Tiene que haber reglas. Que se cumplan. Y por supuesto, impuestos que tienen que pagar las empresas que gestionan. EnEspaña pagan el 35%. Y lo pagan ¿eh? Es una parte sustancial de los ingresos que dedicamos a mejorar la educación, a mejorar la sanidad... El mercado aporta cosas positivas a la economía.


¿Tenemos la oportunidad de erradicar en Latinamérica el analfabetismo? Tenemos la oportunidad. ¿Y de que todos los latinoamericanos tengan acceso al agua potable? La tenemos... Lo cierto es que podemos hacer mucho más de lo que parece si lo soñamos y nos comprometemos. Ningún imperio nos lo va a solucionar, ni el de ahora, ni el de antes, ni el de mañana. Nosotros."


Le faltó decir, "he dicho". Menudo majadero. Que vuelva Sebastián a hacerle los discursos de economía y que Sevilla termine las dos tardes de clases que dejó interrumpidas en la segunda hora, por favor.