lunes, 6 de abril de 2009

Con estos liberales, ¿para qué queremos a los socialistas? (VIII)


Leo en la edición digital de El Mundo la noticia de que la Comunidad Valenciana pagará 600 euros a las embarazadas desde la concepción. Me parece casi tan mal como que la Seguridad Social pague el aborto a la mujer que quiera acabar con la vida del feto que lleva dentro.

Sin embargo, creo que esta propuesta del PP valenciano tiene una concepción materialista que menosprecia a las mujeres, y en especial, a las que menos dinero tienen. En realidad se quiere decir que las mujeres abortan cuando no tienen dinero y que si el Estado no las ayuda abortarán. Creo que es una cuestión de moral y de responsabilidad más que una cuestión material. Las mujeres que abortan y sus parejas, que en esto tiene tanta responsabilidad el hombre como la mujer, no pueden o no saben asumir la responsabilidad de sus actos.


Esa es la gran cuestión en este caso. Soy irresponsable, y el Estado me ayuda. Bien despenaliza el aborto, lo cual me libera del sentimiento de culpabilidad que la ley siempre impone o subvenciona el cuidado del bebé. Como digo, un caso es mucho peor que el otro, pero los dos fomentan la irresponsabilidad y desarman moralmente a la sociedad, que una vez más queda inerme ante el Estado, incapaz de resolver sus problemas por sí misma.


Como siempre, todo esto se hace con los impuestos de todos, los responsables y los irresponsables.

1 comentario:

Minneconjou dijo...

Curiosamente eso lo hace un gobierno de una comunidad donde han proliferado las clínicas abortistas al amparo del coladero de la ley actual.

Y justo después de una movilización.

A mi es que cuando veo a los políticos y sus principios, se me saltan unos lagrimones como puños.