jueves, 27 de diciembre de 2007

Consenso


El Rey ha reclamado consenso a los partidos políticos en su discurso de Nochebuena. La apelación al consenso en los grandes temas de Estado está bien y es necesaria. Ahora bien, me gustaría que reflexionáramos sobre quién ha roto el consenso en esos temas durante esta legislatura o incluso antes.

Todo comienza con el Pacto del Tinell, en el que los partidos de izquierdas catalanes, entre ellos la sucursal local del PSOE, acuerdan en un documento de ¡97 páginas! entre otras cosas:

2.1. La consideración constitucional de la Generalitat como Estado (página 5)
2.2. Redefinición del ámbito competencial de la Generalitat. (Página 7) La profundización del autogobierno deberá ser garantizada por un desarrollo federal del pacto constitucional y estatutario, que tiene que articular adecuadamente la España plural y el reconocimiento de Catalunya como nación.

III.- PRESENCIA DE LA GENERALITAT EN LA UNIÓN EUROPEA, ORGANISMOS INTERNACIONALES Y RELACIONES EXTERIORES (página 15) En un mundo globalizado, Catalunya es también un actor de hecho en muchas relaciones sociales, económicas, políticas y culturales, que afectan a los derechos y los intereses de los ciudadanos y las ciudadanas de Catalunya. De manera especial, hay que considerar la presencia de la Generalitat en el ámbito de una Europa cada vez más integrada en la UE.

Crear condiciones efectivas de competencia para suprimir situaciones monopolísticas, para favorecer a los consumidores a través de: a) Actuar desde la Generalitat, en concertación con el sector privado, para impulsar la creación o la consolidación, en su caso, de empresas y operadores catalanes, públicos o mixtos, en sectores estratégicos (energía, telecomunicaciones, infraestructuras) siempre respetando las condiciones de mercado. (Página 35) CRITERIOS SOBRE ACTUACIÓN POLÍTICA GENERAL Ningún acuerdo de gobernabilidad con el PP, ni en la Generalitat ni en el Estado Los partidos firmantes del presente acuerdo se comprometen a no establecer ningún acuerdo de gobernabilidad (acuerdo de investidura y acuerdo parlamentario estable) con el PP en el Govern de la Generalitat. Igualmente estas fuerzas se comprometen a impedir la presencia del PP en el gobierno del Estado, y renuncian a establecer pactos de gobierno y pactos parlamentarios estables en las cámaras estatales. (Anexo, página 94)

Ahí empezó todo. En el acuerdo entre el PSC y ERC para cambiar la Constitución por la puerta de atrás. Después vino la reunión entre Carod y Josu Ternera para preparar la negociación del Gobierno con ETA y la rendición del Estado, rompiendo el consenso previo firmado, a instancias de Zapatero, entre PP y PSOE en el Pacto por las libertades y contra el terrorismo. Durante el "proceso de paz" Rajoy ha acudido unas cuantas veces a entrevistarse con Zapatero, el hombre sin palabra, el cual le ha engañado cuantas veces ha ido.

El famoso "proceso" queda retratado en algunas noticias como:

"Otegui es un hombre de paz", "De Juana apoya la paz", "El accidente de la T4", Carta de naturaleza a ETA en el Parlamento Europeo, Rosas blancas por la paz y demás ignominias y ofensas a las víctimas.

Esta ha sido la esencia de lalegislatura. Fuera de esto, fundamental para entender al personaje que nos intenta gobernar, no hay nada más que fuegos de artificio de supuestos derechos que en realidad no son más que una intromisión en nuestras vidas.

¿A qué cultura de consenso se refiere el Rey?

Por último, buen artículo de Francesc de Carreras en La Vanguardia de hoy.