jueves, 6 de diciembre de 2007

No merecemos un Gobierno que mienta

Rubalcaba vuelve a mentir. El asesinato de los dos guardias civiles ha dejado otra vez al descubierto que el Gobierno sigue dejando la puerta abierta a la negociación con ETA. Para ello, no duda en manipular el lenguaje. Rubalcaba dijo "encuentro fortuito", como si se hubieran encontrado a la puerta de un bar, cuando en realidad los etarras esperaron a los guardias civiles en su coche y los asesinaron a sangre fría. También dijo "tiroteo", dando a entender intercambio de disparos, cuando los guardias iban desarmados. Seguimos con los accidentes como el de la T4. Mientras, Zapatero escondido buscando razones para el desastre educativo.

La Asociación Independiente de la Guardia Civil ha recriminado a Rubalcaba su lenguaje exculpatorio, como se puede leer en este comunicado.

- Que nuestro Ministro del Interior no aliente la negociación con los asesinos de nuestros compañeros… que no llame “tiroteo” o enfrentamiento a una acción donde dos servidores del Orden y la Ley han sido acribillados a balazos sin poder defenderse, puesto que no portaban armas, y por lo tanto no han podido defenderse, han sido ejecutados… que no defina la acción como “fortuita” al haber sido realizada por una cuadrilla de asesinos no con el fin de la defensa, sino más bien con el fin de causar daño y dolor, a traición y por la espalda, como casi siempre… que, en fin, “mida” sus palabras como para justificar futuras reuniones con terroristas, pues con estos no se puede hablar absolutamente nada, sólo se puede actuar.