miércoles, 5 de diciembre de 2007

El blog de Moratinos


Hoy he descubierto el blog de nuestro actual ministro de Asuntos Exteriores, si es que nos queda alguno. Aparte de que por lo visto tecnológicamente no está bien hecho, porque no se puede ver bien con Firefox, lo que he visto me ha parecido bastante pobre.


Además, la página esté alojada en un servidor del Ministerio y según Almendrón lo mantiene actualizado su gabinete, mezclando asuntos públicos y privados de


Me ha sorprendido que en esta página personal, más que un blog, Moratinos tiene un apartado para sus libros favoritos y para sus actuales lecturas. A juzgar por lo que se muestra, pocos libros ha leído el ministro, o pocos le han gustado tanto como su lectura actual, las Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar. Extraído de su página de Lecturas favoritas:


Mis lecturas favoritas
“Una de las mejores formas de recrear el pensamiento de un hombre: reconstruir su biblioteca.”
De los Cuadernos de Notas a las “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar.
La lectura es una de mis actividades más frecuentes en mi responsabilidad de ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación. Informes, memorandos, discursos, cartas, despachos, telegramas, prensa nacional e internacional. Son múltiples los documentos que pasan por mis manos al cabo del día y que debo leer y aprehender, al tiempo que a mi despacho van llegando numerosos libros, tanto obras literarias como textos especializados. Pero horas le faltan al día.
Cuando dispongo del tiempo suficiente, una lectura reposada de un texto de mi elección es para mi una de las grandes satisfacciones de la vida. Tengo apego por los libros de ensayo y son precisamente “Los Ensayos de Michel de Montaigne” uno de mis libros favoritos. El humanista francés y sus “Essais”, de donde deriva el género literario que crea, compendian para mí al intelectual sabio y honesto, al hombre de paz frente a los extremismos y la violencia, al escritor que no juzga a los demás salvo a partir de si mismo. Creo que es una lectura para horas, para días, para momentos, para la vida entera de cualquier ser humano.


Es decir, que el ministro o ha leído poco (aunque, los ensayos de Montaigne son largos y densos, son poco bagaje lector para una vida de 56 años) o no ha leído nada interesante hasta toparse con la obra de Yourcenar justo ahora que abre el blog. No sé por qué me barrunto que quien lee las Memorias es el editor de su blog, un abnegado funcionario que se gana la vida haciendo de negro para el ministro.


Por último, los vídeos son sólo para alimentar su ego. Patético.