viernes, 25 de enero de 2008

¿Cuál es el problema de elegir?



Parece que la entrevistadora no quiere que los padres elijan la lengua en la que quieren que aprendan sus hijos.

Le pregunta, ¿la lengua es el arma electoral del PP? Como diciendo, usted señor Rajoy, quiere separar a los catalanes en los que hablan español y los que hablan en catalán. Como decía Pilar Rahola en el otro debate que colgué anteayer, enseñemos a los niños en urdu.

Lo que no entiendo es por qué le tienen tanto miedo a la libertad los políticos. Especialmente los nacionalistas. Saben que si dejan elegir mucha gente elegiría que sus hijos estudiaran en español.

Antonio Robles de Ciudadanos lo dice claramente. Pero esto ya lo dijo Federico hace muchos años en su libro Lo que queda de España.

El propio consejero de Educación, el socialista Ernest Maragall, rompió el fuego acusando al líder popular de querer "segregar" a los niños y "dividir al pueblo catalán". "Cataluña es un solo pueblo, y no dejaremos que eso suceda". Sus compañeros de Gobierno de ERC, a través de su diputado y candidato al Congreso de los Diputados, esgrimieron el "conflicto lingüístico" que provocará el PP "con el objetivo bastardo de arrancar algunos votos en España". Y así una retahíla de declaraciones que abrían Cataluña Radio y cerraban todas las primeras páginas de la prensa escrita. Tenía razón el portavoz del PSC, Miquel Iceta, cuando hablaba de "tsunami integrista" para definir la pretensión de Rajoy de garantizar que en Cataluña se pueda estudiar en castellano. Sólo que el "tsunami integrista" lo acababan de escenificar todos los nacionalcatalanistas atribúyanse únicamente para sí el derecho a estudiar en la lengua que tienen por propia y excluyendo los derechos de todos los demás.


Por una vez, y sin que sirva de precedente, utilizan el español para entrevistarle.