jueves, 27 de marzo de 2008

Paro del agro Argentino (dedicado a Paco, mi amigo argentino)

En Argentina hay un cierre patronal, más que una huelga, de los productores agrícolas en protesta contra una subida salvaje de los impuestos a la exportación que, dependiendo en función del tipo de producto, pueden alcanzar el 44% y significa una subida de ente 7% y 9%, es decir, una subida de más del 20%. Los agricultores, grandes y pequeños, se han levantado contra el Gobierno de la heredera de Kirchner y están a punto de provocar el total desabastecimiento de los comercios de la Argentina.

Tanto es así, que la situación está muy tensa y ayer, después de un discurso de la presidenta, la gente se lanzó a las calles a protestar con las caceroladas que tan famosas se hicieron hace cinco años cuando el corralito.

Lo que pasma es que en un momento de la protesta en la Plaza de Mayo, se retiró la policía y entonces llegaron los piqueteros, grupos de parados afines al peronismo que se liaron a trompadas con los manisfestantes.

La Nación tiene una buena cobertura de la noticia, además de un vídeo revelador. La presidenta, pobrecita ella, dice que la atacan porque es mujer.

Es la típica política de utilización de los sindicatos como fuerzas violentas contra la población contraria al Gobierno. Esto viene de los años del fascismo que tanto inspiró a Perón en los años 30.



Para quien tenga paciencia e interés, que vea este vídeo y se haga una idea de quién es la demagoga Kirchner, la que apela a tragedias históricas de hace 30 años y trata de enfrentar a los ciudadanos con una supuesta oligarquía. Memoria histórica, se llama esto. Es decir, agitar fantasmas del pasado para tapar muertos del presente.



O este otro.