miércoles, 5 de marzo de 2008

Programas. El terrorismo.


La primera diferencia es que el PP le dedica un capítulo, el primero, titulado "Derrotar al terrorismo" y el PSOE lo entierra en el capítulo 3, "Libertad, convivencia y derechos en un mundo globalizado".

El PP aborda el tema sin circunloquios en los principios:

105. El terrorismo es el enemigo más importante de nuestra democracia. No es
la manifestación de un conflicto político. Es la manifestación del proyecto totalita-
rio que una minoría trata de imponer, mediante el terror y el asesinato.
106. La única y verdadera paz posible vendrá con la derrota del terrorismo y
con el derecho a vivir en libertad y a hacer política sin amenazas, en el conjunto del
territorio nacional.
107. ETA no ha dejado su actividad criminal a lo largo de esta legislatura ni ha
cejado en sus pretensiones.

en los desafíos, donde relata la indignidad en la que ha incurrido el Gobierno durante la legislatura: ruptura del pacto por las libertades y contra el terrorismo, negociación política, regreso de Batasuna a las instituciones, etc. y en los objetivos: derrotar a ETA y en las propuestas: consenso a toda la sociedad española, regreso al Pacto por las libertades y contra el terrorismo, declaración del Parlamento en contra de la negociación política con ETA, evitar (en la medida en la que el Gobierno, pueda, supongo) la presencia de Batasuna en las instituciones vascas, ahogar económicamente e internacionalmente a ETA, apoyo a las víctimas, etc.

El PSOE, desgraciadamente, no lo tiene tan claro. Si bien hace referencia al Pacto por las libertades, enfatizando el rol que le asigna al Gobierno en la dirección de la lucha contra ETA, dice que buscará el consenso de la oposición, no se sabe si la del PP también, porque dice de todos y todos es también el PNV que ya sabemos que no está de acuerdo con ese pacto. Luego, se contradice o miente, pues dice "los socialistas nos reafirmamos en la estrategia de la política antiterrorista que han seguido todos los Gobiernos de la democracia en España". ¿Cuál la de Felipe con los GAL? ¿La de Aznar, respetuosa con la ley y de asfixia del apoyo social del terrorismo? ¿O la suya de dialogar? Luego dice "sabiendo que, tras la ruptura del alto el fuego, no hay ninguna expectativa de dialogo". (Lo escribo sin tilde pues es así como viene en el texto que he descargado de internet. Pepiño no aprobó ortografía). Faltas orto/tipográficas aparte, la expectativa de diálogo es una expresión engañosa que deja abierta la vía al diálogo en cuanto "haya expectativas". Es decir, que pactarán con ETA. También dicen que van a promover "el consenso político frente a ETA y sus objetivos, deslegitimando y combatiendo el apoyo social que todavía tiene". Falta credibilidad en esta sección del programa a la vista de lo acontecido en la legislatura.

O sea, lo que ya sabíamos.