martes, 4 de marzo de 2008

Zapatero 0 - Rajoy 2

Esta vez sí vi el debate. Me pareció un debate con pocas ideas y pocas propuestas. Tampoco se trataron muchos temas que me parecen muy importantes en la situación política española actual. Quedó fuera la que antes se llamó "regeneración democrática", es decir, fuera las sucias manos de los políticos de la Justicia, de la vida de las empresas (Rajoy apuntó algo, como contraposición a la actuación del Gobierno en Endesa, BBVA, etc.), cierre de televisiones públicas estatales, autonómicas y municipales, cambio del sistema electoral, etc. Prácticamente no se debatió sobre la competitividad de España ante el mundo que viene: Rajoy dijo algo sobre la importancia de la educación, sobre la I+D+i y poco más, ni tampoco se habló sobre el futuro del sistema de pensiones, insostenible a largo plazo y que abocará a los cuarentones de hoy, como yo, a la pobreza o dependencia de los hijos, si no consiguen ahorrar.

En cuanto a las formas, me pareció que Zapatero estuvo maleducado, con interrupciones constantes. Eso sí, creo que está mejor dotado para la cámara de TV y que es posible que llegue mejor a la gente, aunque a mí me inspira más confianza Rajoy. Pero mi juicio no es objetivo. Desde luego la moderadora no moderó al maleducado candidato socialista.

En conjunto, me pareció que estuvo mejor Rajoy, más convincente, dijo menos mentiras, en los rifirrafes fue más contundente y siempre tuvo datos a mano, que utilizó con habilidad para contrarrestar lo que decía Zapatero. Se equivocó entrando al trapo de la guerra de Irak, pero no porque yo piense que estuviera mal, sino porque le tenía que haber contestado algo así como: "creía, sr. Zapatero, que habíamos venido a debatir sobre el futuro de España y lo que vamos a hacer cada uno en la próxima legislatura, pero si usted quiere debatir sobre el pasado, podemos remontarnos a los 14 años que gobernó el PSOE y debatir sobre la corrupción, los GAL y demás". Con eso habría salido del tema. Sin embargo, se enzarzó en una discusión que lo único que hacía era perjudicarle. Además, Rajoy hizo propuestas, aunque al final de cada turno y no al principio como hacía Zapatero.

Además, Zapatero estuvo sucio sacando a los más de 200 muertos por terrorismo de la legislatura de Aznar, lo cual es el uso más burdo del terrorismo que se pueda hacer en política. Pero ya sabemos quién es este individuo que nos ha gobernado.

El alegato final, sin embargo, creo que lo ganó Zapatero, porque manejó mejor el medio que Rajoy. Y además, Rajoy volvió sobre la niña de sus sentimientos y de su corazón, lo cual, sin duda, es una reafirmación de personalidad después del ridículo de la semana pasada. Terrible la mueca de Zapatero entre el buenas noches y buena suerte. En otra entrada reseñaré las tonterías que dijeron uno y otro.

En cualquier caso, he consultado a los diversos arúspices para ver qué decían y voy a repetir los comentarios de la semana pasada.

El confidencial: Antonio Casado, elogia a Rajoy, pero dice que ganó Zapatero, por la ventaja del presidente, cosa que nunca he entendido. Jesús Cacho a favor de Rajoy, aunque es pesimista sobre el resultado electoral: "Creo que, más allá de trucos verbales y argucias de trilero, a José Luis Rodríguez Zapatero le fue mal el debate de ayer, muy mal desde el punto de vista de la necesidad que tienen millones de españoles cultos, a derecha e izquierda, de saberse gobernados por un político solvente y fiable, un presidente que inspire al menos cierto grado de confort intelectual. Lo cual quiere decir muy poco en la España de nuestros días. Zapatero ha sabido captar a la perfección el perfume que hoy exhala la España anestesiada, enemiga del compromiso, reñida con el esfuerzo, huérfana de valores morales, entregada al hedonismo consumista, y eso le sobra para volver a ganar las elecciones del 9 de marzo. Le basta con lucir de nuevo su mejor cara de Bambi apaleado, como hizo anoche en su alegato final, para seguir en el machito. Ni dos ni doce debates que ganara Rajoy le servirían para llegar a La Moncloa. Es el signo de los tiempos". Federico Quevedo a favor de Rajoy.

El Confidencial Digital, El Semanal Digital: Antonio Martín Beaumont, "ganó Rajoy". En Estrella Digital, dicen que Rajoy lo hizo mejor pero, como Cacho son pesimistas sobre sus posibilidades de ganar el domingo: Germán Yanke, Pablo Sebastián, José Oneto, éste a favor de Zapatero, Libertad Digital: Federico, por supuesto a favor de Rajoy.