lunes, 16 de junio de 2008

Amanece en Cádiz, anochece en España

Tras la impresentable comparecencia de la ministra de Igual dá la semana pasada en el Congreso, llego a través del Movimiento Stalin Vive al blog de nuestra ministra, Amanece en Cádiz. Allí explica su iniciativa del teléfono para explicar a los hombres el nuevo modelo de masculinidad en un lenguaje lamentable.

Stalin Vive da una recomendación muy acertada para cambiar el género de determinadas palabras:

Fascista: Una palabra tan reaccionaria ha de ser convertida automáticamente al másculino, en tanto que su propio significado es contrarrevolucionario y servil a los intereses del capital. A partir de ahora, Bush, Aznar, Esperanza Aguirre, Sarkozy, Merkel Margareth Thatcher y demás caterva neoliberal serán denominados “fascistos“. El MSV autoriza el uso de la palabra “facho“.
Idiota: De la misma manera, cualquier hombre podrá ser denominado “idioto” por sus congéneres y congéneras.
Autista: La traducción será “autisto“. Por ejemplo: El gobierno ha demostrado ser un auténtico autisto respecto a las necesidades básicas del proletariado.
Gobierno: Desde ahora, en tanto que se trate de un gobierno progresista y demócrata, pasará a ser nombrado como “Gobierna“. Ejemplo: La gobierna de Chávez está logrando grandes avances para el triunfo de la socialisma (quien se atreva a poner en cuestión el lema del MSV, se enfrentará a las consecuencias).
Imbécil: Nuevamente nos encontramos ante una peligrosa palabra neutra que no acaba en vocal. El pueblo no debe dejarse engañar por esta pérfida artimaña del capital. Ejemplos: Trotsky, a parte de traidor, era un imbécilo. Esperanza Aguirre siempre será una imbécila.
Trotskista: Al igual que fascista, y dado que son sinónimos, cualquier traidor pasará a llamarse “trotskisto”. También puede usarse el apelativo “trosko“.
Ser vivo: La lingüística servil a los intereses del capital también acosa salvajemente a la naturaleza. En caso de ser una bacteria del género femenino, pasará a denominarse “sera viva“. En caso de duda, hablaremos de “seres vivos” y “seras vivas”.


Hay que pasearse un poco por el blog de la ministra para darse cuenta de quién es este personaje. En una de sus entradas recuerda un concierto de Raimon de hace 40 años, nada menos. Yo tenía 4 y ella no había nacido. Es más, ella sólo ha vivido en democracia. ¡Qué heroína se perdió la resistencia antifranquista!

Antonio Burgos tenía un gracioso artículo en ABC el sábado que termina:

Por lo visto es consustancial con los gobiernos de ZP que siempre haya en ellos una andaluza que sea la risión de España entera. Antes lo fue Carmen Calvo y ahora, La Miembra. Dicen que La Miembra es la ministra 2.0. Todo muy Google, ahora que le han dado, qué vergüenza, el premio Príncipe de Asturias de Comunicación a un buscador, a una máquina herramienta (me pido que el próximo se lo den a la lavadora o a la minipímer). Sí, La Miembra es Carmen Calvo 2.0. Dice las mismas mamarrachadas que la Calvo, pero mejoradas. La Calvo hablaba de los anglicanismos; ésta, de fistro como anglicismo. La Calvo, de las frailas; ésta, de las miembras. Para La Calvo, El Rocío era la explosión de luz del Mediterráneo; para ésta, el teléfono es el medio de cambiar el rol (¿Royce?) del hombre en el por aquí te quiero ver. La Calvo era de Cabra. La Miembra, de Alcalá de los Gazules. Andaluzas. Y a eso es a lo que voy. Nos quejamos de que en las series de la tele, la chacha de la que se ríe la gente es siempre andaluza. Pues en los gobiernos de ZP, igual. La Fraila o La Miembra de la que se ríe España entera es siempre una andaluza elevada al máximo de su incapacidad. No por la cuota femenina del Gobierno, sino por la Cuota Chiquito de la Calzada. Para esto, mejor haz ministro directamente a Chiquito, Zapatero, pecador de la pradera, y no nos des más a los andaluces por el diodeno.

Definitivamente, amanece en Cádiz para Bibiana y anochece en España para todos los españoles.