lunes, 23 de junio de 2008

Nuevo PP. Vieja entrada




Estoy en el aeropuerto de Milán esperando a que salga el vuelo a Barcelona y no me resisto a poner una nota rápida sobre dos entrevistas que traía El País a dos de las nuevas estrellas rutilantes del "nuevo PP", el PP que le gusta a El País.

En la misma página hay sendas entrevistas a González Pons y a Ana Mato.

Dos perlas de cada una de las entrevistas.

González Pons:

P. ¿Derogaría la ley de bodas gays?R. Voy a ser un portavoz escuchavoz, y no se puede en los tiempos de Obama ser portavoz sin tener en cuenta que orejas se tienen dos y bocas una. Oyendo lo que dice la gente en la calle, lo más sensato es que hemos recurrido, pero que tenemos que aceptar la sentencia.P. ¿Obama o McCain?R. Yo era de Hillary. Era una candidata que combatía en un mundo de hombres con las armas de los hombres y se merecía mejor final.

Ahora resulta que el PP es de Hillary Clinton. Adiós a lo que huela a liberal, si es que alguna vez lo hubo.

Ana Mato:

P. ¿Fue adecuada su estrategia con el 11-M?R. Las estrategias dependen del momento, y sin duda en la legislatura pasada hay cosas que el PP ha hecho bien y otras que no. Hay que mirar al futuro, no hacia atrás.P. ¿Hay que derogar la ley del matrimonio gay?R. No me lo planteo, porque eso no es lo más importante ahora. Las cosas están como están y hay que ocuparse de otros asuntos, como la crisis económica, que preocupan a los ciudadanos.

La famosa pasada de página de Aznar con el GAL y con otras lindezas y corrupciones del PSOE. ¿Para que nos manifestamos muchos españoles hace unos meses?

El socialismo avanza gracias a los complejos de la derecha que sólo aspira a administrar el Estado, aceptando la ingeniería social del PSOE. Ellos no tienen complejos, el PP sí. Ahora ya le gusta a El País.