lunes, 10 de mayo de 2010

Conjurados


Conjurado:
1 Impedir o evitar un daño o peligro, especialmente al demonio, con exorcismos.
2 Pronunciar unas palabras mágicas para comunicar con los espíritus.
3 Tomar juramento.
4 Rogar con insistencia, en nombre de algo convincente.
— v. intr./prnl.
5 Ponerse de acuerdo varias personas para hacer algo, especialmente si es ilícito o perjudicial para otro. confabularse.

Las noticias se agolpan en el escritorio sin dar tregua al bloguero en su afán por comentar la realidad. Especialmente cuando el bloguero trabaja de sol a sol para sostener la fiesta interminable.

La noticia de hoy es que los mercados, esos especuladores malignos, que la semana pasada habían atacado de forma despiadada al euro, intentando acabar con el modelo de progreso estatista europeo, han sido derrotados. Los políticos europeos se han conjurado para hacer frente a la amenaza de los demoníacos mercados y han aprobado la creación de un fondo de 750 mil millones de euros para hacer frente a los posibles riesgos de impago que los países miembros de la Unión Monetaria puedan sufrir.

Digo conjurados porque esa es la mejor palabra para describir lo que pasó ayer en la reunión de ministros del Ecofin.

Conjurado:
1 Impedir o evitar un daño o peligro, especialmente al demonio, con exorcismos.
2 Pronunciar unas palabras mágicas para comunicar con los espíritus.
3 Tomar juramento.
4 Rogar con insistencia, en nombre de algo convincente.
— v. intr./prnl.
5 Ponerse de acuerdo varias personas para hacer algo, especialmente si es ilícito o perjudicial para otro. confabularse.

Además, el BCE ha renunciado a su objetivo fundacional de luchar contra la inflación y ha decidido que va a comprar bonos de deuda pública de los Estados europeos. Es decir, que le va a dar a la máquina de hacer billetes, igual que los americanos. Camino a perdición.

Pero a mí lo que más me impresiona es la credulidad de los inversores. Tras esos anuncios y el ridículo ajuste que ha anunciado el Gobierno español, de un 0.5% de reducción adicional del déficit este año, la Bolsa de Madrid ha ganado hoy un 14%. ¿Alguien en su sano juicio puede poner su dinero aquí? ¿Son buenos los especuladores ahora que sube la Bolsa? Es curioso, como apunta The Economist en un excelente análisis de la situación, que los malditos especuladores se convierten de la noche a la mañana en los "mercados internacionales" cuando se trata de levantar los 450 mil millones que venderán en bonos.

La UE está muerta y esto lastrará durante décadas nuestro desarrollo. Todo para que unos vagos redomados y unos políticos interesados puedan seguir viviendo del cuento. Y los de siempre, a pagar.