jueves, 27 de mayo de 2010

¿Para qué tantos diputados?

Con uno basta. Se ha visto en la votación de hoy en el Congreso sobre el "recortazo", "tijeretazo", "decretazo", "creditazo" del Gobierno. Con un diputado por grupo, el portavoz, habría bastado. Tal es la unanimidad de nuestros parlamentarios, la cual sorprende tanto en la izquierda como en la derecha. Curiosamente, los de izquierdas han seguido las instrucciones de Obama (menos mal que está Obama, ¿habría llamado Bush a Zapatero?), mientras que los de derechas se han entregado al populismo peronista y han votado en contra.

Un error de todos. Del PSOE por proponer un recorte insuficiente, parcial y sin planificar, recortar las pensiones antes de recortar otros gastos más superfluos. Del PP, porque con su votación de hoy se ha pegado un tiro en el pie. Hoy ha perdido parte de la autoridad moral a la que tendrá que apelar cuando le toque gobernar y seguir proponiendo recortes, si es que alguna vez el ectoplasma Rajoy es capaz de ganar unas elecciones.

El primer recorte deberían ser los diputados. Todos menos los portavoces de cada grupo parlamentario. Eso sí, tendrían que hacer un poco de gimnasia.