lunes, 31 de mayo de 2010

La batalla de las Termópilas (II)


Artábano le sigue recomendando a Jerjes que se ande con cuidado con los griegos que se le resistirán fieramente pues su ley les obliga a defender la patria y la ley para ellos está por encima de la propia vida (¡qué tiempos aquéllos para los griegos!).


Heródoto pone en boca de Jerjes lo que hoy diríamos "no vayas a la parálisis por el el análisis":


"Artábano, es indudable que plantas atinadamente todos esos inconvenientes; pero no abrgues temor ante todo, y no analices todo tipo de asuntos con la misma minuciosidad. Pues cierto que, si, ante las diversas situaciones que se van presentando, pretendieses analizar todos los detalles con la misma minuciosidad, jamás harías nada. Es preferible afrontar con confianza todos los peligros y sufrir la mitad de los potenciales contratiempos, que temer de antemano todo tipo de riesgos y permanecer constantemente inactivo."


Es el espíritu emprendedor.