miércoles, 6 de febrero de 2008

No al adoctrinamiento

Está bien esto de internet. Es un reducto de libertad en el maremágnum de mentrias de políticos y periodistas. Por lo menos se pueden ver cosas que no ponen en ningún sitio, mejor o peor hechas por gente independiente y con su propio criterio. Si en tiempos de Felipe hubiéramos tenido internet, la cosa no habría llegado tan lejos.